Gavarnie

Gavarnie

miércoles, 20 de marzo de 2013

Camellos en el Ártico

A mediados del Plioceno hubo  un período de calentamiento global, previo al inicio de las glaciaciones del Cuaternario. Se ha encontrado en depósitos fósiles que incluyen árboles, la evidencia más septentrional  (Isla de Ellesmere, Nunavut) un depósito de  fósiles durante el período cálido del Plioceno medio. Según las  estimaciones la vegetación corresponde a la presencia de una rica flora boreal de tipo forestal.  Estos depósitos contenían fósiles que han arrojado la primera evidencia de un camello Ártico, identificados mediante las huellas dactilares de colágeno de una extremidad de un hueso fósil.

Los camellos se originaron en América del Norte y Eurasia se dispersaron a través del istmo de Bering, un puente de tierra que unió de forma efímera Alaska y Rusia. Los resultados sugieren que la historia evolutiva de los camellos modernos se remonta a un linaje de camellos gigantes que se había establecido en un bosque ártico.

Contexto geológico

Se encuentran en todo el ártico de Canadá depósitos  terciarios no consolidados. Estos depósitos comprenden las arenas y gravas con lecho de guijarros, intercalaciones de detritus orgánicos y madera fósil.   Con espesores de entre  centímetros a un metro de espesor  de lechos de turba.
Un depósito de turba llamado BP, de hasta 2,4 m de espesor, situado dentro de una unidad de arena fluvial, se caracteriza por  plantas, invertebrados y vertebrados  excepcionalmente bien conservados,  lo que soporta la prueba de un bosque boreal de zona húmeda. El yacimiento  también ha proporcionado una rica fauna de vertebrados del Plioceno, incluyendo los restos de carnívoros diferentes, así como el castor, caballo y conejo. La estimación de las paleotemperaturas, utilizando múltiples proxies, sugieren una temperatura media anual para el área de -1,4 ± 4,0 ° C, siendo dichas temperaturas  18,3 ± 4,1 ° C más cálidas que las actuales, con un invierno mucho más caliente.
Otro yacimiento cercano llamado FLB tiene una exposición natural en torno a 1-km de longitud, y se sitúa a unos 10 km al sur del yacimiento BP. La base de la sección expone abruptamente una capa laminada de  limo y arena fina que se depositaron en un lago de poca profundidad cerca de la costa o en un medio ambiente deltaico marino. Las capas son  de unos  3 cm de espesor, se pueden remontar lateralmente unos  100 m, y la mayoría terminan con una capa de compresión  bien conservada de fósiles de musgo y hojas. La sucesión puede representar un sistema fluvial trenzado o un depósito de ruptura con inundación anual,  cubriéndose de  hojas caídas  y volviendo a empezar cada año, representa sólo un milenio o dos en su totalidad. Dentro de esta unidad las condiciones fueron más frías que las representadas en el yacimiento anterior  y probablemente refleja  la variabilidad temporal  del paleoclima registrada en estos sitios vecinos.
Los depósitos de turba cerca de la parte superior de la exposición  parecen similares en elevación a los del sitio de fósiles BP. El material fósil de camello,  que representa el primer vertebrado fósil en el sitio FLB, se recuperó durante tres temporadas (2006, 2008, 2010) en  una  pendiente de más de   30 ° de superficie coluvial.  El coluvio con fósiles se extiende sobre 12 m en sentido vertical, desde una fuente puntual situada en o por encima de  una capa de musgo de turba. Se recuperaron unos  30 fragmentos   que varían en tamaño de 1,4 a 7 cm, a lo largo del eje más largo.


Geocronología

La datación cronológica arroja unos resultados en torno a 3-4 millones de años para el Yacimiento BP y de entre  3,2 a 5,6 millones de años para el yacimiento FLB.
Estas edades están comprendidas en el período cálido del Plioceno medio. En particular, las edades que corresponden a la máxima  insolación media en la temporada de invierno, consistente con los datos de palaeotemperatura  y la presencia aparente de permafrost discontinuo.
Cuando vivían aquí los camellos la isla de Ellesmere  y el resto de la región canadiense ártica era una masa de tierra en gran parte continua. Además, las edades de la parte superior del yacimiento  muestran que el  cese de la deposición  está de acuerdo con el calendario general de la iniciación de la glaciación en Norteamérica en el Plio-Pleistoceno , y el consiguiente descenso del nivel del mar.

Fósiles en la Isla de Ellemere

Los fósiles de camello de La isla de Ellesmere  se encuentran en el Museo Canadiense de la Naturaleza. La muestra forma parte de la superficie lateral de una tibia grande.
Debido a la preservación fragmentaria, no hay mediciones morfométricas. La morfología por sí sola no es suficiente para identificar con seguridad el fósil como camélido, sin embargo, el gran tamaño es muy sugerente. En el Neógeno tardío de América del Norte, los restos fósiles más abundantes son con mucho camélidos, lo que sugiere que el espécimen de Ellesmere representa probablemente un miembro de los camélidos.  Los camélidos incluyen a los camellos y a su antepasado probable el Paracamelus eurasiático y a múltiples formas de fósiles de  América del Norte como  Procamelus, Titanotylopus, Megatylopus, Megacamelus  y Gigantocamelus, así como el camello gigante del Yukón.
Con el fin de estimar el tamaño relativo de la muestra fósil, que se comparó con  un las tibias de un moderno dromedario (Camelus dromedarius) y  un camello bactriano (Camelus bactrianus. La tibia de Ellesmere se estima que es un 29% mayor que la de los  camellos modernos.
El recubrimiento de grano fino de los precipitados ha disminuido la porosidad y la permeabilidad del hueso y podría haber actuado para sellar las bolsas de la materia orgánica de la degradación aeróbica, mejorando así la preservación.  Los análisis también resuelven zonas muy ricas en carbono, que probablemente representan la materia orgánica,  incluyendo el colágeno recuperable. La combinación única de temperaturas relativamente bajas (en comparación con otras latitudes medias especímenes que permitieron hacer análisis de colágeno en este estudio) y la precipitación secundaria actuó en conjunto para permitir la longevidad biomolecular en el entorno del  yacimiento de la isla de  Ellesmere.

 Información complementaria

El descubrimiento de camello gigante en la isla de Ellesmere amplía la gama de camellos norteamericanos  hacia el norte en unos 1.200 km. El camello de Ellesmere es la primera evidencia de que los camellos habitan el Alto Ártico en un momento en que las temperaturas globales eran entre  2 y 3 º C mayores  que las  modernas. La reconstrucción paleoambiental de las porciones superiores del yacimiento FLB  sugiere  un clima relativamente más cálido en la zona media-Plioceno en el fiordo Strathcona de la isla Ellesmere, lo apoya el alerce dominando el hábitat forestal, con una temperatura media anual ligeramente por debajo de cero. Sin embargo, las condiciones más frías de mediados del Plioceno  permitieron grietas de contracción térmica (cuñas de hielo). Por lo tanto, es probable que los camellos de Ellesmere hayan sobrevivido en  inviernos con temperaturas muy bajas y  con 6 meses de 24 horas de oscuridad, tal vez habitando el  bosque-tundra.
A pesar de que las localizaciones se encuentran a más de 2.000 km de distancia, la isla de Ellesmere y los camellos del  Yukón muestran  huellas de colágeno casi idénticas (compartidas con el dromedario moderno). Las similitudes son notables cuando se comparan con las diferencias observadas entre las dos especies de camellos vivos, y sugieren que los fósiles del Ártico representan poblaciones estrechamente relacionadas, posiblemente la misma especie.
Es probable que los camellos modernos se derivan de un linaje (es decir, 'Paracamelus') que se adaptó inicialmente para estar durante el Neógeno superior en los bosques del norte, y algunos de los rasgos observados en camellos modernos pueden reflejar esto. Por ejemplo, los camellos modernos se caracterizan por dientes de la mandíbula con coronas relativamente bajas en comparación con las latitudes norteamericanas medias de los fósiles de camello encontrados.
En ungulados de hoy, los dientes inferiores caracterizan los taxones que habitan hábitats más cerrados y boscosos, mientras que los dientes más coronados están asociados con habitats abiertos . Así que la relativamente baja corona de  dientes en los camellos hoy puede ser el resultado de un ancestro que vivía en los bosques. Otros rasgos especializados vistos en camellos modernos también pueden haber servido bien en un ámbito Ártico. Por ejemplo sus pies planos y anchos funcionan bien en sustratos blandos, tales como arena o nieve. Su icónica joroba, que contiene grasa, también puede haber sido adaptativa. Como se ve en los ungulados de  altas latitudes hoy, los depósitos de grasa podrían haber sido de importancia crítica para permitir que las poblaciones que sobreviven y se reproducen en climas duros.

Referencia:  Artículo de libre acceso en  Nature.

miércoles, 13 de marzo de 2013

La banquisa ártica comienza su colapso en pleno invierno


El hielo marino del Ártico se acerca a su máximo invernal y pronto comenzará su declive estacional. La extensión del hielo sigue siendo inferior a la media, en parte debido a la persistencia de la fase negativa de la Oscilación Ártica que ha mantenido a las temperaturas invernales más cálidas que el promedio.

La extensión media del hielo marino para febrero de 2013 fue 14.660.000 kilómetros cuadrados. Esto es 980.000 kilómetros cuadrados  por debajo de la media 1979-2000 para febrero, y es la séptima superficie más baja para un mes de febrero desde que hay  registros por satélite. Desde el año 2004, el promedio de febrero se ha mantenido por debajo de 15 millones de kilómetros cuadrados cada año, excepto 2008. Antes de 2004, El valor de febrero nunca había sido inferior a 15 millones de kilómetros cuadrados. La extensión del hielo se mantiene ligeramente por debajo de la media en todas partes excepto en el Mar de Bering.

banquisa del ártico 2012-2013
           

viernes, 8 de marzo de 2013

Deuda de los Estados Unidos, porque es (casi) Triple A

Ahora que está tan de moda la calificación de la deuda por parte de las agencias de rating, me pregunto por qué la deuda más alta del mundo en términos absolutos con más de 16 billones de dólares y una de las más altas del mundo en términos relativos (del orden del 100% de su PIB) puede conservar la máxima calificación, eso sin contar la nacionalidad de las principales agencias, curiosamente de EEUU. 
Ignorante de mí y malpensante creía que era simplemente por el curioso hecho de la nacionalidad de las agencias, hasta que un día nuestro amigo Alan Greenspan antiguo presidente de la FED soltó su perla:  "Estados Unidos siempre paga porque lo único que tiene que hacer es imprimir dinero.”
Sonora e ignorante carcajada solté cuando escuché la perla del abuelo Greenspan pensando en la Alemania de los años 20 y su hiperinflación precisamente por su abultada deuda y rendirse a la tentación de imprimir billetes, los niños acabaron jugando con ellos.
Cualquier país que imprime billetes por encima de su riqueza aumenta su inflación y se le puede ir de las manos y finalmente acabamos necesitando una carretilla de billetes para comprar una barra de pan. ¿Cualquier país?  Cómo en los cómics de Asterix,  ¿todos? todos, excepto la irreductible aldea gala... en este caso todos los países excepto los EEUU.  ¿Y cómo han conseguido el "milagro" de poder imprimir billetes sin que aumente su inflación?



por qué la deuda USA es AAA

Muy sencillo, tomando a todos los países del mundo como rehenes de la mayor estafa económica de la historia de la humanidad. Algo tan sencillo y efectivo como esto: ¿Quiere comprar petróleo?  Sólo podrá hacerlo con dólares americanos. De este modo cualquier país deberá comprar dólares a los EEUU antes de poder comprar petróleo a cualquier otro país aunque sea del eje del mal como Irán.  ¿Y dónde acaban esos dólares?  Pues sepultados en los bancos centrales de Arabia Saudita, Kuwait o más recientemente el banco central de China y por otros motivos ajenos al petróleo.
En otras palabras. EEUU emite billetes a necesidad, financia su deuda, absorbe bienes y servicios del resto del mundo a cambio de papeles de colores llamados dólares que acaban sepultados en los bancos centrales de terceros países, por lo que ellos toman lo que quieren, pagan sus deudas y no les aumenta la inflación y encima a la mayoría de los terceros países ni nos va ni nos viene y entramos alegremente en el juego, incluidas las víctimas, países exportadores de petróleo + China.
¿Y por qué digo víctimas?  ¿Qué pasará el día que China o Arabia Saudita quieran dar uso a sus dólares? De momento a los árabes les ha ido muy bien, han tenido dinero para vivir como jeques. Pero ha pasado desapercibido el hecho de que lo han hecho poco a poco. Es decir han acumulado dólares a mucha mayor velocidad que los han gastado.
¿Qué pasaría si tuvieran la tentación de sacarlos todos a la vez?  Pues que los niños americanos acabarían jugando con carretillas de dólares y pasando hambre.
¿Por qué no ha sucedido hasta ahora? porque había petróleo y por tanto bienes y servicios baratos en abundancia.
A los árabes (sauditas) no les ha interesado hacer eso porque ya tienen dinero de sobra, aunque tienen un problema, su banco central acumula dólares sin parar. La China comunista no es tan beligerante con los EEUU pero acumula grandes cantidades de dólares y deuda soberana norteamericana, por lo que tampoco le interesa sacar sus dólares aunque sabe que acumula mucho y si los saca, estos  se devaluarían perjudicándose a sí misma.
Por otra parte se da la paradoja de que el archienemigo de los EEUU,  la China comunista y maoísta se ha convertido en su mayor acreedor y por tanto “dueño” de los libres y capitalistas Estados Unidos de Norteamérica por lo que ya desde hace unos años los libres EEUU tienen que andar con pies de plomo no sea que al amigo Mao le dé por dejar de comprar deuda o peor aún salir de compras con sus dólares. Esa es la libertad de la que alardean.
Así que en principio todo parece en calma y de momento así seguirá, por eso las agencias de rating no ven problemas con la deuda de los EEUU y le dan la (casi) máxima calificación.  


Razones físiscas
A mediados del siglo XX los EEUU abandonaron el patrón oro para el dólar de tal forma que el dólar dejó de estar respaldado por el oro y esto dio pie a la posibilidad de imprimir dólares de forma ilimitada.  Esta decisión se pudo sostener y no bajó el valor del dólar porque  en la práctica el dólar dejó de ser respaldado por el oro pero comenzó a ser respaldado por el petróleo, bien valioso tanto o  más que el oro (el oro a fin y al cabo no sirve para gran cosa), abundantísimo y que genera un trabajo útil para la sociedad (de ahí la enorme riqueza de los EEUU) pero  no tuvieron en cuenta que el petróleo se quema y el oro no.
El petróleo no se agotará nunca, como dicen los economistas que piensan que la  tierra es plana, y llevan razón, nunca se extraerán del subsuelo los últimos millones de barriles. Pero  no es ese el problema, el problema es durante cuánto tiempo más se podrá sostener una extracción de 90 millones de barriles DIARIOS (se dice pronto) para mantener en pie el chiringuito.

Deuda EEUU triple A

Los precios del petróleo han comenzado a ser inelásticos, es decir antes el precio era estable independientemente de las circunstancias, desde el  año 2000 aproximadamente cada problema geopolítico o técnico o de cualquier tipo se ha traducido en fuertes subidas del precio que sólo se han visto relajadas por la peor crisis económica desde la de 1929 y la consiguiente falta de demanda.  Estas subidas han inyectado muchos más dólares en los países exportadores, a los EEUU no les ha costado mucho pues imprimir un billete de 1000 $ de los grandes les sigue saliendo por unos céntimos. Pero la economía mundial está en parada chirriante y la producción de petróleo se ha estancado. Lo que entre otras cosas ha provocado el hundimiento del chiringuito financiero del crecimiento y endeudamiento infinitos.
Pronto comenzará a descender la producción mundial de petróleo (ahora se mantiene gracias al fraking) pero la producción del fraking cae rápidamente y obligará a perforar toda la superficie perforable dejando en mundo como un colador y ya de paso contaminando el agua y destruyendo la tierra. A pesar de todo la producción caerá y el precio subirá, el comercio mundial se verá muy mermado, los países no tendrán recursos para comprar más dólares, y los productores o antiguos productores se verán obligados a comprar con los dólares almacenados en sus bancos centrales, el valor del dólar caerá y el del petróleo subirá mucho más.  El flujo de dólares cesará y los EEUU necesitarán endeudarse más justo cuando menos disposición haya de los demás a comprar su deuda o comprar sus dólares. Los EEUU no podrán endeudarse eternamente y mucho menos si lo hacen apoyados en un recurso que está dando signos de agotamiento.
 El valor del dólar caerá hasta casi cero, cosa que da la impresión que acabará sucediendo se saquen al mercado o no los dólares sepultados en los bancos centrales, así que primero veremos como los fondos árabes y chinos compran el mundo, cosa que ya está sucediendo, y el posterior colapso del dólar y hegemonía de los EEUU. En cualquier caso los EEUU se empobrecerán mucho junto con el resto del mundo y probablemente las tensiones internacionales aumenten hasta la guerra.
Las agencias de calificación podrán calificar lo que quieran, no creo que nadie compre deuda o dólares de los EEUU en esas condiciones.

Algunas referencias





viernes, 1 de marzo de 2013

Los nuevos inviernos europeos ( y norteamericanos)

Los últimos años desde 2008 se han sucedido en Europa y en Norteamérica inviernos extremadamente fríos y nivosos, azotados por tormentas invernales inesperadas, mientras que otras zonas (de Europa y Norteamérica) permanecían cálidas, en una década con los años más cálidos desde que hay registros. Según los últimos estudios estos inviernos son una desagradable sorpresa de las muchas que nos tiene reservadas el calentamiento global.



Dicho calentamiento ha venido produciendo una disminución gradual de la banquisa ártica (hielo marino) durante su mínimo anual de Septiembre, aunque el máximo se mantiene más o menos estable, el mínimo de Septiembre ha comenzado a disminuir de forma alarmante, hasta el punto de que estimaciones del IPCC de la desaparición total de la banquisa en verano inicialmente previstas para final de siglo XXI actualmente se estima que sucederá entre 2020 y 2040. Entre 1979 (año desde el que hay registros fiables de satélite) hasta el 2000, la disminución apenas fue apreciable. Sin embargo a partir del año 2000 la banquisa comenzó a descender de forma acusada hasta marcar un mínimo de la serie en 2007 con apenas 4,3 millones de Km2 frente a los 7 millones de Km2 habituales en el periodo 1979-2000, y estando un 26% por debajo del anterior mínimo del año anterior, el 2006. En 2012 se ha batido dicho récord con 3,5 millones de Km2. Aunque parezca un suceso remoto, parece ser que la zona ártica es determinante en la caracterización del clima de las latitudes medias.



Alhambra nevada