Gavarnie

Gavarnie

lunes, 28 de mayo de 2012

Las tres crisis


Traigo un post tomado de la web crisisenergética.org.

El artículo original se puede consultar aqui:  lo curioso de este artículo es que fue publicado en Noviembre de 2006 en plena cresta de las burbujas inmobiliaria y del crédito en una época en la que todo eran felicitaciones por la "buena" gestión económica del momento.

Una época en la que se podía oir en los lugáres públicos comentarios del tipo "el que no se hace rico es por que no quiere" y otros similares. Los que hablaban de crisis en esta época eran tratados como locos o aguafiestas envidiosos por que ellos no se habían podido hacer ricos.

Una época en la que hasta Ben Bernake presidente de la reserva federal de los EEUU se felicitaba de la subida de los precios de las viviendas de un 25% en dos años y lo achacaba al buen hacer y no a una burbuja.

Pongo en azul mis comentarios y en negro el texto original.

Las Tres próximas, y puede que inminentes, crisis

VÍCTOR LUIS ÁLVAREZ

Si hemos de hacer caso, entre otros, a Al Gore, ex vicepresidente de los EE UU, al analista Gabor Steingart de «Der Spiegel» y a los geólogos de la ASPO ( Asociación Internacional para el Estudio del Agotamiento del Petróleo), tenemos ante nosotros Tres desasTres que al parecer se producirán en el lapso de unos pocos años.

La cuestión es que las Tres crisis, que son la climática, la energética y la financiera, se interrelacionan influyéndose mutuamente, por lo cual no se deben analizar de forma independientemente como es hecho habitualmente.

La crisis climática, sobre la que está efectuando una campaña Al Gore en estos días con su ya famoso documental «Una verdad incómoda», es una realidad constatable que puede incidir dramáticamente sobre las próximas generaciones, pero puede fácilmente retrasarse en el tiempo si se anticipan las otras dos, y el planteamiento de su concreción de 30 a 50 años vista puede variar sensiblemente.

Afortunadamente así ha sido, y digo afortunadamente por que de haber seguido por la "senda del crecimiento" a estas horas tendríamos unas cuantas gigatoneladas más de CO2 en la atmósfera, aunque el clima no lo habría notado aún, el impacto posterior sería mucho más grabe del que podemos esperar. Pues ya se habla de 4 ºC más a finales de siglo XXI lo cual sin duda será una catástrofe.

Porque si la crisis energética que marcará el cenit de la producción del petróleo o «peak oil» se concreta en los próximos de Tres a siete años que estiman los geólogos de la ASPO y otros expertos como el banquero Matthew R. Simmons, asesor energético del presidente Bush, la disminución de las emisiones de CO2 afectará de forma beneficiosa al cambio climático. Aunque sumirá al vigente sistema de vida en un caos indescriptible, ya que la actual sociedad occidental de consumo no aceptará de buen grado el obligado decrecimiento.

El decrecimiento, que llegará originado por la escasez energética, es incompatible con el sistema económico desarrollista y neoliberal, y la adaptación de nuestra sociedad a dicho decrecimiento será forzosamente traumática, aunque no se conozca en qué grado. Por otra parte, cabe recordar que el llamado «desarrollo o crecimiento sostenible» es una falacia absoluta. Dado el grado de agotamiento de los recursos del planeta, lo único sostenible es decrecer, dando fin a la actual orgía de consumo (derroche) del llamado primer mundo.

 Como nadie hizo caso, pues ahora decrecemos, pero por la fuerza, de forma desordenada, destruyendo millones de empleos. Lo peor de todo es que los políticos en vez de admitir los origenes de la crisis (ellos lo saben) y gestionar el decrecimiento. Se afanan en engañarnos con la falsa esperanza del retorno a la "senda del crecimiento" esto no lo discuten ni los políticos de izquierdas ni de derechas no sea que al que diga la verdad se le acabe el chollo y acabe también en las listas del paro.

La crisis financiera o crisis del dólar puede ser la más inminente. Gabor Steingart, en «Der Spiegel» nos lo pronostica así: «La dependencia de los bancos centrales extranjeros respecto del dólar diferirá su caída, pero no la evitará. La ventisca de nieve de hoy, trocará en alud mañana.

El volumen de nieve ya está aumentando a una velocidad impresionante. El alud podría llegar mañana, dentro de unos meses o de unos años. Mucho de lo que las personas piensan hoy que es inmortal será enterrado por la crisis del dinero global: tal vez incluso el mismo liderazgo de los Estados Unidos». Esto lo conocen casi todos los economistas no papanatas, empezando por Paul Kruger y terminando por Stephen Roach, economista jefe de análisis de Morgan Stanley: EE UU debe financiarse todos los días con más de 1.500 millones de dólares procedentes del resto del mundo para mantener su nivel de gasto. De momento el Tesoro de EE UU imprime dólares, pero es una situación absolutamente insostenible incluso a medio plazo.

Acertó de lleno en que sería la primera de las tres en estallar. Pero no tuvo en cuenta que el más poderoso: Los EEUU no iba a caer ni sólo ni el primero. A pesar de tener la deuda absoluta más grande del mundo (más de 15 BILLONES) de dólares no ha caído aún y las razones son varias. Primero por que delante están los más debiles como Europa y dentro de Europa los paises del Sur, Grecia, Portugal, España, Italia etc. y segundo por que los "mercados" en teoría libres han demostrado tener nacionalidad (de EEUU) y están muy interesados en tapar sus vegüenzas atacando a los demás (Europa) para que no se descubra el pufo. Grecia caerá, España Caerá, Fracia Caerá, Alemania Caerá y finalmente los EEUU caerán. No será fácil ni bonito. Pero caerán.

Por otra parte los EEUU se han agarrado al clavo ardiendo del fraking* (pan para hoy y hambre para mañana) que está sosteniendo los últimos estertores de su crecimiento, de su producción industrial, de gas y de petróleo. Es muy probable que Europa también se agarre y parezca "sostenerse" o incluso salir de la crisis durante cinco o diez años más. Pero la caída final será inevitable.

Cualquiera de las Tres crisis tendrá unas consecuencias que, aunque sean imprevisibles, serán terribles con toda seguridad, especialmente si la última y posiblemente más próxima origina una huida hacia adelante de George W. Bush y provoca una guerra mundial cuyos resultados no es preciso describir.

Estamos al final de una era. Si analizamos nuestro entorno, comprobaremos que los signos de la decadencia se manifiestan por doquier; quien se tome la molestia de estudiar la caída del Imperio romano notará similitudes harto evidentes.

¿Se aproxima entonces una nueva versión de la Edad Media? Es posible que sí, aunque no es descartable una vuelta a la Edad de Piedra si se produjese una guerra nuclear como ya se ha mencionado anteriormente.

Ignoramos cuál de las Tres crisis, o combinación de ellas, será la definitiva al final, pero parece evidente que tenemos muy pocas salidas a los problemas planteados.Si analizamos las similitudes con otros momentos de hecatombe histórica, es de esperar que los programas de la televisión basura se pongan pronto a discutir si los ángeles son varones, hembras o asexuados, como hacían aquellos de Bizancio mientras el turco se preparaba para acabar con el Imperio romano de Oriente.

Nos han tocado malos tiempos.

Víctor Luis Álvarez es miembro fundador de Aeren (Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos) ·

Esperemos que al menos la guerra no sea nuclear, y si lo es sea limitada. En cualquier caso habrá miles de millones de muertos y la mayoría será por hambre no por la guerra. Ùltimamente han florecido en la televisión muchos programas del tipo "El último superviviente" y me hace sospechar que no es casual.

Victor Luis da de lleno en todo, excepto en la caída primero del dólar y los EEUU. Tampoco se puede predecir todo, el mundo es complejo y visto desde la actualidad es fácil ver como la cadena se rompe por el eslabón más débil (Grecia) pero en 2006 había otras cosas más evidentes. No me creo que los políticos y tecnócratas no lo vieran venir. Simplemente se callaron y siguen callando.

Si sorteamos la guerra, aunque se produzca el colapso habrá que darse con un canto en los dientes (y puede que no sea una frase hecha).

---------------------------------------------------------------------------

* Fraking: Vieja técnica agresiva y contaminante para extraer los últimos restos de petróleo y sobre todo gas natural contenidos en yacimientos geológicos de escasa rentabilidad, que se hacen rentables ahora a tenor de la escasez de gas (en EEUU) y petróleo a nivel mundial. Lo que hace a la técnica rentable por la mínima. Sus defensores la venden como "nuevas tecnologías extractivas".