Gavarnie

Gavarnie

lunes, 3 de agosto de 2009

Los límites del crecimiento

Es evidente que en el contexto político, económico y social actual, a pesar de la crisis. Casi nadie niega el sacrosanto crecimiento del modelo capitalista, que consiste en crecer todos los años, todo lo que se pueda, aunque se adorne con palabras como crecimiento sostenible, desarrollo o progreso.
Con la actual crisis, todo el mundo intenta que la caída de la economía sea la menor posible y todo el mundo da recetas para volver a "la senda del crecimiento" lo antes posible.
Si alguien habla de decrecer ordenadamente, enseguida le echan a los leones por antisistema, y se le trata de loco, y enseguida se nos da el argumento de los millones de puestos de trabajo que se destuyen cuando la economía no crece.
pero ¿que sentido tiene crecer indefinidamente? ¿se han planteado el significado físico del crecimiento?
si una fábrica, fabrica un millón de coches al año, para crecer un modesto 2%, al año siguiente necesita fabricar 1.020.000 coches, y el siguiente 1.040.400 y así sucesivamente. Si alguien se molesta en calcular año tras año los coches que hay que fabricar, se dará cuenta que cada 70 años aproximadamente tiene que duplicar la producción.
Si la economía mundial crece un 2%, eso significa que cada año aumenta un 2% la producción media de productos, servicios, alimentos, etc, endefinitiva, se puede argumentar que el factor "base" de este crecimiento, es el crecimiento de la población. Pero ¿puede el mundo duplicar su población y todo lo que ello conlleva cada 70 años? ¿se pueden duplicar las tierras de cultivo cada 70 años en un mundo con una superficie limitada?
La respuesta evidente es que tarde o temprano, las tierras cultivables llegarán a un límite a partir del cual cada habitante de la tierra le corresponderá una superficie cultivable menor y por tanto una producción menor de alimentos, aunque un aumento en el rendimiento de las cosechas, los abonos, pesticidas e ingeniería genética, pueden enmascarar este fenómeno durante una o dos duplicaciones más.
El problema es que durante el siglo XIX y XX ya hicimos varias duplicaciones (algunas cada 35 años) y desde que las tierras de cultivo llegaron prácticamente a la máxima superficie práctica cultivable, se ha producido al menos otra duplicación. Aunque aún pueden crecer las tierras de cultivo, sería en zonas marginales, expuestas a catástrofes o bien directamente destruyendo bosques, lo cual nos puede reportar sorpresas aún más desagradables: Erosión, cambio de patrones de lluvia, ruptura del equilibrio ecológico, etc.
En 1972 se publicó el libro "los límites del Crecimiento" . Un informe para el Club de Roma. de Donella H. Meadows,Dennis L. Meadows, Jørgen Randers, y William W. Behrens III.
Dicho libro vaticinaba un colapso de nuestra civilización a mediados del siglo XXI por dicho motivo, es decir el agotamiento de los recursos, y su disponibilidad cada vez menor per cápita.
El libro fue muy comentado y criticado, sin embargo a medida que transcurrieron los años el informe se fue olvidando y se volvio a abrazar masivamente la teoría del crecimiento infinito, criticando incluso las conclusiones del informe por catastrofistas. Este crecimiento adicional fue posible, por lo anteriormente expuesto de las mejoras tecnológicas en agricultura, medicina, transportes y otros muchos campos.
De los diversos modelos que se consideraron en el estudio, con el tiempo se ha visto que el modelo que se ha acercado más a la realidad era el modelo BAU "Bussiness as Usual" es decir, un modelo de todo sigue igual. Dicho modelo también vaticina un colapso hacia mediados de siglo XXI.
Actualemte Dolores García (ver en este mismo blog en Enlaces a Documentos intersantes: Límites del crecimientos revisados) ha mejorado las ecuaciones de aquel modelo World3, incluyendo el agotamiento de los combustibles fósiles y el efecto invernadero. Con los siguientes resultados:

Informe de los limites del crecimiento añadiendo el cambio climático y el cénit del petróleo.


En el escenario “todo como siempre” el patrón seguido es uno de colapso de la población humana, producción de alimentos y producción industrial, de forma similara lo que ocurre en el escenario estándar de World3. El decline es gradual, empezando en algún momento alrededor del 2030
Los suministros energéticos se sustituyen unos por otros según decae la TRE, (Tasa de Retorno Energetico) pero al final todos los combustibles fósiles y nucleares se agotan. Las energías renovables no se usan hasta el final del siglo XXI, debido a su baja TRE.
Un resultado notable del modelo en el escenario “todo como siempre” es que las emisiones de dióxido de carbono no suben muy alto, alcanzando el máximo a 510ppm, que es más bajo que algunos de los escenarios de emisiones del IPCC. La razón de esto es doble: En primer lugar, los límites en las reservas de combustibles fósiles hacen que no hay tanto dióxido de carbono que pueda soltarse en la atmósfera como asume el IPCC incluso cuando se han quemado todos los combustibles fósiles. Segundo, las estimaciones de sumideros de dióxido de carbono puede que sean demasiado favorables en el modelo.
Los estándares de vida decaen claramente según todas las medidas razonables que sepueden hacer en el modelo: alimentos per capita, producción industrial per capita, servicios per capita, esperanza de vida, índice de bienestar humano y mortalidad infantil. Los niveles de alimentos per capita a finales del siglo XXI son similares a los del comienzo del siglo XX y siguen en camino de un declive continuo. Sin embargo, esto no debe tomarse como ningún tipo de predicción, porque el modelo no puede incluir de ninguna manera todos los datos relevantes.
El resultado más interesante de calcular el PNB es que permite estimar el crecimiento económico. Esto no debería entenderse como la cantidad que calculan los economistas, sino una estimación numérica del cambio de año en año en todos los bienes y servicios producidos en el mundo. De manera interesante, en el momento del colapso, cae de forma espectacular, pero empieza a declinar muchos años antes, proporcionando una señal de aviso temprana. También merece la pena notar que el punto en el que se alcanza el pico del petróleo está marcado por una caída en el crecimiento económico. Es muy tentador, aunque nototalmente justificado, relacionar este hecho con la actual crisis económica. Ciertamente, si estuviésemos en los primeros estadios del colapso en crecimiento económico que estima el modelo, es de esperar que ocurriese una crisis económica importante, y una de las maneras lógicas en las que podría suceder es un incremento significativo en el nivel de deudas de la población en general, como resultado de un esfuerzo por parte de los bancos centrales en mantener un nivel de crecimiento económico que no está justificado por los factores fundamentales. Pero no tengo suficientes datos en estos momentos para confirmar o rechazar si estamos al comienzo de la gran contracción calculada por el Nuevo Modelo del Mundo.
La principal conclusión de los resultados del Nuevo Modelo del mundo es que, si el mundo continúa comportándose como hasta ahora, a largo plazo es inevitable el decline. Esto no es una sorpresa y el hecho de que estamos en una trayectoria insostenible se puede deducir de cálculos mucho más simples y fiables. Lo que este modelo proporciona son ideas algo más refinadas acerca de cómo podría suceder esto y, lo que es más importante, es una herramienta donde podemos experimentar con ideas acerca de cómo resolver este problema.

En definitiva, se puede llegar a la conclusión que hay que ir hacia un decrecimiento económico ordenado (que no destruirá puestos de trabajo, por que estos se destruyen cuando el decrecimiento es desordenado como el actual), la forma de hacerlo será derivar la economía hacia sistemas cada vez más locales y más sencillos, es decir hay que ir hacia el pasado en cierto modo. Pero sin olvidar los logros tecnológicos, por ejemplo en medicina, industria, etc.
Hay que ir a sociedades pequeñas, casi autosuficientes, locales y con un consumo energético cada vez menor hasta ser completamente renovable. Es la única forma de evitar el colapso, pues si no lo evitamos acabaremos peor en todos los sentidos.

Desde un punto de vista estrictamente físico, se puede decir que una sociedad por definición sólo es sostenible (es decir perdurable indefinidamente en el tiempo) cuando la energía que utiliza es 100% renovable. Algo que ha sido así siempre y que sólo hemos abandonado en los últimos 200 años, y de momento por desgracia se encuentra muy alejado de nuestra sociedad actual.
Finalmente decir que no hay que ser pesimistas, hay que trabajar activamente por conseguir una sociedad en decrecimiento ordenado, por que la alternativa sólo es una sociedad en decrecimiento desordenado.
No sólo es posible sino deseable, pues evitará guerras, hambrunas y nos dará mayor calidad de vida, aunque también más trabajo, más tiempo libre y menos bienes materiales.
Acostumbrarse a lo contrario fue fácil, No creo que sea fácil ir marcha atrás, pero dejar que las cosas sigan su curso puede ser peor aún.