Gavarnie

Gavarnie

sábado, 18 de marzo de 2017

Caos climático

Aunque en este blog hablo mucho de cambio climático, hacía mucho tiempo que no ponía noticias relevantes sobre la situación actual. Eso no significa que todo esté muy bien y no pase nada, sino todo lo contrario. Son tan abundantes y tan graves, que no doy abasto a poner si quiera las más relevantes. Esta es una pequeña selección de lo que ha pasado este invierno.

Australia se adentra en un infierno climático


Récords de temperaturas y de incendios forestales. Numerosos incendios forestales han estado fuera de control. Los episodios meteorológicos extremos se han multiplicado en Australia este año, que ha vivido un verano récord en todos los parámetros. Más de 205 récords meteorológicos han sido registrados durante los 90 días del verano austral, entre diciembre y febrero.

Caos climático en Australia

El centro y el Este de Australia han sucedido episodios intensos de calor y de incendios forestales, mientras que el Oeste ha sido afectado por fuertes lluvias e inundaciones.

En Nueva Gales del Sur el termómetro subió 2.57ºC por encima de la media. Sídney tuvo su verano más caliente jamás registrado, con una temperatura media de 2,8 ° C por encima de la media. Canberra tuvo su verano más caluroso en términos de temperaturas diurnas y registró temperaturas por encima de  35°C en 18 días, muy por encima de lo que se proyecta para 2030. 

Cerca de 100 incendios forestales se extendieron por el interior de Nueva Gales del Sur, al mismo tiempo que el aumento de la temperatura del mar por encima de la media este verano ha provocado nuevos daños en la Gran Barrera de Coral, después de que en 2016 se registrara el peor impacto en la historia del arrecife. 

Los días de calor extremo y las olas de calor van a ser cada vez más frecuentes e intensos en Australia, lo que supone un riesgo para las infraestructuras esenciales (suministro eléctrico), la economía, el sistema de salud y el ecosistema.
El verano (2013-2014) los impactos climáticos costaron a la economía australiana 8 mil millones de dólares debido al absentismo laboral y descenso de la productividad.

ola de calor en Australia


La Nasa informó en febrero de 2017 de las anomalías climáticas, cuando las temperaturas extremas llegaron primero a Australia del Sur y Victoria y luego se extendieron a Nueva Gales del Sur, Queensland y los Territorios del Norte.     

El espectáculo era dantesco, con los murciélagos cayendo de los árboles por efecto del calor y los incendios forestales fuera de control. Mostraba un mapa obtenido por satélites con tonos de color equivalentes a más de 60ºC en la superficie terrestre (no en el aire) de las zonas centrales del país. 

La temperatura media ha aumentado un grado Celsius desde 1990 en todo el continente, el cambio climático es el que provoca la escalada de las temperaturas del aire y el agua, agravando los riesgos de incendios forestales. 

Aunque Australia no es un país densamente poblado (24 millones de habitantes) en relación al tamaño de su territorio, depende enormemente del petróleo, lo que le convierte en uno de los páises más emisores de gases de efecto invernadero per cápita. 

Las infraestructuras del país no están adaptadas para vivir fenómenos meteorológicos extremos, señalando que el año pasado medio país quedó sin electricidad como consecuencia de fuertes vientos y lluvias torrenciales.

Los récords quedaron así:

(Tarcoola 48.2 ° C el 9 de febrero) y Queensland (Thargomindah 47.2 ° C el 12 de febrero); se batieron récords de días consecutivos de altas temperaturas: Moree, Nueva Gales del Sur, 54 días consecutivos con 35 °C o más (27 de diciembre de 2016 al 18 de febrero de 2017).


El día de febrero más caluroso para Nueva Gales del Sur en su conjunto: récord roto dos veces en el mes, con más del 93% del Estado a 10 ° C por encima del promedio.


Grecia e Italia vivieron la peor ola de frío desde hace 50 años

Grecia e Italia sufrieron la peor ola de frío de los últimos 50 años, que arrojó temperaturas de hasta 19 grados bajo cero en algunos puntos de Grecia, y 4 bajo cero en la capital, Atenas, debido al frente frío procedente de Siberia que barrió Grecia de noroeste a sureste. Varios pueblos quedaron aislados. En Italia se produjeron varios muertos por frío y avalanchas de nieve.

Casi al mismo tiempo en el ártico, potentes tormentas invernales llevaron con regularidad aire caliente hacia el norte y, en ciertos momentos, la temperatura alcanzó un punto cercano a los cero grados centígrados, cuando lo normal es que en la noche polar las temperaturas medias del ártico estén entre los 20 y los 30 grados bajo de cero. El 8 de febrero la temperatura subió tras una borrasca, como ya había ocurrido varias veces en los últimos meses, hasta cerca del punto de congelación, situación que se mantuvo solo durante 24 horas. Pero a las pocas horas subió de nuevo y hasta sobrepasó en algún punto los cero grados.


Una borrasca histórica en zonas de los EE.UU. y Canadá en Marzo de 2017

En la costa Este de los Estados Unidos se registraron nevadas históricas para marzo y otros fenómenos adversos. Además la borrasca tuvo un proceso rápido de ciclogénesis que dejó vientos muy intensos y mar duro en las costas del Este americano.
Ciudades desde Washington, DC, a Boston, y en el sureste de Canadá se vieron muy afectadas.

Borrasca destructiva en USA, marzo 2017
Presión en superficie en línea continua, espesores 500/1000 hPa en línea discontinua, e intensidad de precipitación y tipo en 6 horas (arriba) en escala de colores, válido para las 06 UTC y precipitación acumulada en 24 h en pulgadas (abajo) por el modelo GFS para el 14 de marzo de 2017.

Hubo otras dos nevadas fuertes, en el invierno. Pero se estaba caracterizando por ser especialmente cálido este año. De todas formas, la nevada en Nueva York no se acercará al final a la histórica nevada de enero de 2016, en la que se acumuló en Central Park un récord histórico de nieve: alrededor de 70 centímetros. Aquella tormenta invernal, llamada Jonas, dejó 18 muertos en la costa este.
brotes primaverales helados

Esta  tormenta invernal retrasada sorprenderá a los primeros brotes de la primavera y en la capital de Estados Unidos, según el Servicio Nacional de Parques, se podría perder un 90% de su célebre floración de cerezos.

Récords de Calor en España a principios de marzo y luego vuelta brusca al invierno con vientos muy fuertes y precipitaciones récord


Volvemos a batir récords de calor por toda España. Esta vez además los récords de marzo se baten a primeros de mes y estando aún en el invierno astronómico.

En estos últimos años estamos asistiendo a la superación de umbrales de calor jamás registrados en multitud de estaciones y de meses, como una clara señal de hacia donde avanza nuestro clima.

Récords temperatura Marzo en España
Fuente AEMET
El hecho de que hayamos pasado de un día para otro de temperaturas máximas de récord, más propias de inicios del verano, a un regreso al crudo invierno y récords de precipitación acumulada en 24 horas (para un mes de marzo), es insólito. 

El viernes 10 de marzo, en Alicante, se batía el récord de temperatura máxima absoluta para un mes de marzo, con 34,8ºC nada menos. El dato de lluvia acumulada en Alicante. también Récord para un marzo después del de temperatura.


Tres días después tan solo de batir el récord de temperatura, se batía el récord de precipitación acumulada en 24 horas para un mes de marzo, multiplicando casi por 3 el récord anterior que databa del 8 de marzo de 1971, con un total de 135,8 mm.

Un enorme iceberg, a punto de desprenderse de la Antártida


Una enorme grieta en la plataforma de hielo Larsen C ha crecido de manera notable durante  2016. Ahora se encuentra a solo 20 kilómetros de la otra orilla de la placa de hielo, una vez se complete, 5.000 kilómetros cuadrados de dicha plataforma se convertirán en un enorme iceberg.
Imagen del estudio sobre la grieta en Larsen C del Proyecto MIDAS (Proyecto MIDAS).

Grieta de Larsen C


Cuando se desprenda, la plataforma Larsen C perderá el 10% de su área, dejando la barrera de hielo más retraída de lo visto hasta el momento. Esto cambiará sustancialmente el paisaje de Península Antártica.

La grieta ha estado presente durante años, pero se ha desarrollado mucho  más durante el invierno de 2016. Los investigadores sí están preocupados acerca de cómo el desprendimiento afectará al resto de la plataforma, teniendo en cuenta la espectacular desintegración de su vecino Larsen B en 2002.

Grieta Larsen C


Banquisa global en 2016: record mínimo


Por otra parte, el máximo anual de hielo en el ártico está en el mínimo histórico al mismo tiempo que el mínimo anual de la banquisa antártica también se encuentra muy cerca de sus mínimos históricos. Esto ha hecho que la suma de ambas batiera un récord de mínima extensión ya a principios del invierno boreal.

Evolución de la banquisa global en 2017
Evolución de la banquisa global en 2017

Banquisa de la Antártida en 2017
Banquisa de la Antártida en 2016.

Conclusiones


Todos estos fenómenos están poniendo de manifiesto que el mundo se está adentrando rápidamente en un caos climático del que desconocemos las consecuencias, pero que a la vista de lo que está sucediendo no parecen muy buenas. De momento el clima se ha hecho mucho más inestable, con grandes oscilaciones entre fríos y calores extremos lo que a su vez forma las condiciones adecuadas para fuertes vientos destructivos. Aunque no se habla de ello en esta entrada, este invierno los fuertes vientos han sido noticia en todo el mediterráneo, con olas superiores a los 4 m que han destruido formaciones geológicas en Malta y playas en toda la costa española, cada vez se parece más al Cantábrico y no al mar agradable al que estamos acostumbrados. En el Cantábrico la fuerza de las olas, también  ha destruido formaciones geológicas. Todo esto es debido a una mayor cantidad de energía en el sistema climático, lo que origina vientos mucho más fuertes con consecuencias desastrosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario