Gavarnie

Gavarnie

sábado, 29 de abril de 2017

Icebergs invaden la costa de Terranova

Los experimentados guardacostas de Terranova nunca habían visto nada como esto o incluso habían oído hablar de algo como esto antes.
La primera semana de abril de 2017, un número sin precedentes de 481 icebergs invadió los canales marítimos del Atlántico Norte. Fuertes vientos con fuerza de huracán arrancaron estos icebergs de su sitio en la Bahía de Baffin y los empujaron hacia aguas oceánicas en Terranova. 

Icebergs invaden la costa de Terranova
Tomado de la Vanguardia


La semana anterior, sólo hubo 37 icebergs en las aguas del extremo norte del Atlántico. Y la siguiente semana superó en casi 6 veces el promedio anual para esta época del año que es de 83. No hay registros, de una oleada de icebergs entrando en estas aguas en un período tan corto en cualquier momento en la historia moderna.

Muchos glaciares a lo largo de la periferia de Groenlandia han pasado el punto de no retorno, es decir, con las temperaturas actuales, estos glaciares se derretirán por completo. En el pasado, tales eventos de fusión enviaban grandes cantidades de icebergs sobre el Atlántico Norte. Estos eventos se llaman Eventos Heinrich

Las anteriores desintegraciones de la capa de hielo durante un pulso de agua de fusión, hace aproximadamente 14.000 años, el nivel del mar se elevó unos 20 metros en aproximadamente 400 años. Eso da un promedio de 1 metro de incremento del nivel del mar cada 20 años. 




¿Precursor de un evento Heinrich?


Durante los últimos años, las tasas de descarga de icebergs de Groenlandia han ido en aumento. Más icebergs están separándose de grandes masas de hielo como el Glaciar Jackobshavn a lo largo de la costa oeste-central de Groenlandia. La velocidad de descarga de hielo de Jackobshavn se ha duplicado en los últimos años. Y nuevos estudios indican que la pérdida de masa de hielo alrededor de la costa de Groenlandia se está acelerando, ya que muchos glaciares han llegado a un punto sin retorno e inevitablemente se derretirán en el Atlántico Norte.
Como resultado, Groenlandia está produciendo más icebergs. Y este año, parece que esta aceleración de la fusión glacial se ha combinado con una tormenta muy poderosa para llenar el Atlántico Norte con icebergs a una tasa hasta ahora inaudita.
Un enjambre masivo de icebergs procedente de Groenlandia entró en la Bahía de Baffin y posteriormente fue expulsado al Atlántico Norte por un sistema de tormentas. Este es el tipo de cosas que cabría esperan durante el comienzo de un evento Heinrich.

En este momento, no se puede afirmar que hayamos empezado un evento Heinrich. Pero el actual ritmo de calentamiento, 30 veces más rápido que al final de la última era glacial, nos está poniendo rápidamente en peligro. La evidencia geológica de tal evento fue una proliferación de rocas cubiertas de hielo procedente de enjambres de icebergs que posteriormente se derritieron y dejaron caer sus cargas rocosas sobre el fondo marino del Atlántico Norte. Los eventos Heinrich se desencadenan por la rápida fusión del hielo y la desestabilización de los glaciares de Groenlandia y la Antártida durante un calentamiento que hizo que grandes masas de hielo pasaran a través de puntos de inflexión que les llevaron a un derretimiento masivo.
Los glaciares periféricos de Groenlandia están en rápido declive, y probablemente desaparecerán en un futuro próximo.  Groenlandia tiene numerosos estuarios en los cuales las aguas cálidas del océano se encuentran con el frente marino de los glaciares. Durante estos los últimos años, estos glaciares han estado desprendiendo icebergs a tasas cada vez más rápidas 

Un evento Heinrich en el Contexto Humano


Los icebergs y las inundaciones de agua dulce podrían interrumpir la circulación de la corriente oceánica del golfo. El agua fría producida por los icebergs y la fusión de agua dulce crearía una zona fría atmosférica y oceánica que bloquearía las aguas cálidas que circulan hacia el norte desde los trópicos. Esta colisión de calor y frío extremo podría producir sistemas meteorológicos y tormentas más potentes en esta zona del Atlántico Norte.
La rápida desestabilización de los glaciares y el aumento del nivel del mar se producen cuando el calentamiento supera entre 1,5 y 2,5 ºC por encima de la temperatura de base más larga. Los promedios desde el año 1880 son actualmente de 1,2 ºC acercándose rápidamente al umbral inferior de 1,5 ºC. 

Las interrupciones de la circulación oceánica debidas a los eventos de Heinrich pueden ser relativamente breves (en escalas de tiempo geológicas), como ha sido probablemente el caso al final de la última edad de hielo durante la fusión hacia el presente interglacial o de larga duración. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario