Gavarnie

Gavarnie

sábado, 18 de noviembre de 2017

Incendios en Portugal y en Galicia

Un año más el cambio climático nos demuestra que no son sólo las temperaturas y precipitaciones, los incendios son también una lacra de los climas templados, agravada por la sequía y mayores temperaturas. Aunque el cambio climático no es el responsable directo, si establece mejores condiciones para que estos se propaguen con rapidez una vez iniciados. somos testigos de incendios cada vez más grandes y más destructivos. 

Portugal vs Galicia

En 2017 se registraron en Portugal más de 500 incendios. Portugal es el número uno de Europa por número de incendios y superficie quemada. Los incendios en Portugal son de media seis veces los de España. Algunos años  más de la mitad de la extensión quemada en toda Europa es portuguesa a pesar de que es un país pequeño de sólo 92.000 kilómetros cuadrados.

Incendios en Portugal y en Galicia
Foto tomada de infobae.


En  Galicia, se han reducido a la mitad la superficie quemada por incendios desde los años noventa. De Coimbra a Bragança la orografía recuerda mucho a Galicia, ambas regiones concentran los incendios de sus respectivos países;  comparten clima, el minifundismo rural y su abandono.

El año 1989 fue el peor año de incendios en Galicia. Aquel año ardieron 200.000 hectáreas. Al año siguiente el Gobierno autonómico trató de cambiar la tendencia creando una subdirección general dedicada exclusivamente a la prevención de incendios.

Pero na hay nada como una imagen, en la imagen inferior se aprecian claramente las diferencias entre la superficie quemada en Portugal y en España. En Portugal hay incendios que se han unido a otros y han formado una superficie continua quemada que equivale por ejemplo a la superficie completa de la sierra de Gredos.

Incendios en Portugal y en Galicia



Mientras que en Portugal una comisión creada para investigar el incendio de Pedrógão repartió en su informe culpas para todos, desde el estamento político  hasta los modos de vida en la zona. Lo habitual en Portugal es construir  en medio del bosque sin dejar huella en registros oficiales.

El minifundismo familiar portugués es único en el mundo. El 85% del bosque está en manos privadas, en comparación con el 75% de Francia, el 70% de España. Portugal solo posee el 2% de los montes. Casi todo el monte es privado, pero no hay registros de casas. Tras la desgracia de Pedrógão se ha reemprendido la misión de crear un catastro forestal nacional. Los terrenos que no se registren pasarán al Estado después de unos años. 

Una parte del bosque que nunca se incendia, pertenece a la industria papelera, las papeleras gestionan el 6,5% de los terrenos privados, más de 200.000 hectáreas. El sector invierte cuatro millones de euros anuales en prevención y silvicultura. 

Portugal combate los incendios con bomberos voluntarios; En los noventa, España y Galicia cambiaron el plan de extinción; lo hicieron más eficiente, más basado en el conocimiento, más profesional, se combate con técnicas forestales. Galicia fue pionera en el empleo de aviones anfibios y en la instalación de cámaras de vigilancia. 
En Galicia, gran parte del presupuesto se destina a prevención; en Portugal a la extinción.

España destina unos 2.000 millones (anuales) solo a la extinción. Salvo Estados Unidos, no hay otro país con tanto presupuesto por persona. En Portugal son 100 millones. Allí apenas llegan a 2.000 los bomberos profesionales, en España son 20.000. “El 90% son bomberos voluntarios. Sin fuego, no cobran. Son los primeros en llegar al siniestro, pero sus conocimientos técnicos son limitados y aún más sus herramientas.

De la vigilancia se ocupa la Guardia Nacional; de la prevención, el Ministerio de Agricultura y de la extinción, el Ministerio de Administración Interna, mientras que Galicia tiene un mando único para todos los trabajos, desde las cuadrillas de prevención a la intervención urgente de militares.

El camino es la prevención. Si no hay una gestión preventiva las tragedias se repetirán. Apenas el 5% del presupuesto se dedica a prevención, como limpieza de los bosques o creación de cortafuegos, un 15% a vigilancia y el resto a la extinción. En Galicia, dos tercios del presupuesto se destinan a  prevención y solo uno al combate.
El domingo 15 de octubre ardía Galicia y ardía Portugal. En Galicia se quemaron 35.000 hectáreas y en Portugal  150.000; aunque la fuerza de extinción era prácticamente la misma: unas 5.000 personas.

California

En octubre de 2017 una serie de fuegos, hasta 21 grandes incendios a la vez en algunos momentos, devastó más de 99.000 hectáreas en la que ya es la peor oleada de incendios de la historia del Estado. Barrios enteros, en la localidad de Santa Rosa, fueron reducidos a cenizas en horas.
En el peor momento de los incendios, hasta 100.000 personas recibieron la orden de evacuación. Se contabilizaron 5.449 casas totalmente destruidas y 4.177 parcialmente dañadas, 601 estructuras comerciales dañadas y más de 3.000 coches. Solo en Santa Rosa se destruyeron 2.800 casas. 

Incendios en este blog:





No hay comentarios:

Publicar un comentario